jueves, 30 de julio de 2015

“EL HOGAR DE LA MISERICORDIA”-ENCUENTRO DE ORACIÓN FRAY JUAN DE LA PUEBLA-BELALCÁZAR 2015


“Es grande la Misericordia de Dios, es grande la Misericordia de Jesús. ¡Perdonarnos, acariciándonos!” (Papa Francisco)

Así es cómo nos hemos sentido un grupo de personas (llegadas de Almería, Madrid, Granada, Lucena, Palma del Río, Arjona, Lopera y Porcuna) que nos hemos reunido en la casa de oración de nuestras hermanas pobres de Sta Clara del 17 al 23 de julio. Porque estar en ese bendito lugar es tocar el cielo, es encontrarte con Él y con el hermano, es mirar a Dios en los ratitos de oración personal y en fraternidad y sentir su infinita caricia, ternura y misericordia.

Venimos haciéndolo ya unos cuántos años (creo que 22!!!) y este ha sido el primero en el que nuestras hermanas han sido las encargadas de darnos los temas de formación (ya lo hacían, pero no todos los días) temas y experiencias que hemos podido compartir, “ver” a la luz de Francisco y Clara... cómo olvidar “La oración y la Misericordia”…hay que permitir ese encuentro con la Misericordia de Dios, que es acogida y AMOR a través de la oración, o el gran regalazo o la mayor locura como nos decía Sor Pepita que se nos ha dado “La Eucaristía, Sacramento de Misericordia”. Pasando por “Los Misericordiosos reciben Misericordia” que se nos conmuevan las entrañas y seamos cercanos con la distinta “lepra” que tenemos hoy en nuestra sociedad, siempre como lo hizo XTO. Sin olvidarnos de que “Dios es Padre de las misericordias”, este fue un día muy especial, día de retiro, de desierto, de compartir con las hermanas la liturgia de las horas (oficio de lectura, laudes, tercia, sexta, nona, y vísperas), día de mirar adentro, de aceptación, encuentro, bondad, comprensión… Y terminamos con “El Perdón” porque hay que recordar sin dolor, sin respirar por la herida y porque necesitamos perdonar y ser perdonados para vivir con libertad.

En este encuentro es muy importante la oración de la noche, este año hemos  recorrido diferentes caminos “La alegría de la misericordia” porque encontrarte con un corazón misericordioso te cambia la vida, pero para ello hay que realizar “Un camino de búsqueda” siempre queriéndome encontrar primero Contigo. Para luego querer creer y confiar en ti a pesar de todo, llevar “paraguas”, abandonarme en Ti  “Un camino de Confianza”, y conforme hemos ido avanzando un “Compromiso con la Misericordia y ternura”, porque Él siempre nos da para que nos demos, nos pide…nos da la fuerza y capacidad para mover “la piedra”…y ser misericordiosos con los demás. Para finalizar con un “Camino de Seducción”, que aquello que nos enamoró, que tu llamada no cese, que siempre seas mi Dios y mi Todo… “es imposible conocerte y no amarte, amarte y no seguirte…me has seducido Señor”


Doy gracias a Dios por todo lo recibido en estos días, que también han sido de servicio, de compartir y experimentar la fraternidad, de limpieza, de chapuzones en esa maravillosa alberca, de caminar con nuestro querido Papa Francisco, de preparar Vigilias, carteles o lo que “tocara” en ese momento… Ahora a dar gratis, lo que gratis hemos recibido…PYB!!!

 Mónica

ENCUENTRO DE ORACIÓN Y TRABAJO